Contame algo lindo....

Contame algo lindo....
Para conocer relatos de barrio, de música, de nuestra historia y de quienes la forjaron....

28 febrero, 2010

De lo nuestro...

Rincón gauchoEl gaucho pescador en la pluma de Fray Mocho

El autor de "Un viaje al país de los matreros" (1897), agudo retratista de la vida en la extensa ribera del Paraná

lanacion.com | Campo | S?do 5 de enero de 2008

100 años

El gol cumple un siglo

Francisco Varallo, el mítico goleador de Boca y único sobreviviente de la final del Mundial de 1930, celebra hoy sus 100 años; un hombre sencillo y apasionado que hizo de derrotar arqueros un estilo de vida futbolístico

lanacion.com | Deportiva | Viernes 5 de febrero de 2010

Las Nereidas - Costanera Sur

Claustros Jesuitas

Manzana de las Luces
Cuidad de Buenos Aires

26 febrero, 2010

Por el año 1904....

...en abril, hubo elecciones presidenciales. Como era previsible, triunfa el candidato oficial Manuel Quintana. El vicepresidente, que en principio sería Marco Avellaneda, fue finalmente José Figueroa Alcorta. El presidente Julio A.Roca entrega a Quintana el mando el 12 de octubre como era el ritual en aquel entonces.
Un mes antes de las elecciones presidenciales, se eligen legisladores según una nueva ley de circunscripciones y Alfredo palacios se consagra como el primer diputado socialista de América, proclamado por el electorado de La Boca.
** Llegan ese año 161.000 inmigrantes. Las exportaciones llegaron a 264 millones de pesos oro, contra 187 millones de importaciones. pero la deuda pública es alta: 426 millones de pesos.
** Con respecto a las obras en todo el país,en Buenos Aires, durante ese año, se sigue construyendo: La Escuela Industrial, el Palacio del Congreso, casas baratas en Parque Patricios y se dispone el ensanche de las calles Santa Fe, Córdoba, Corrientes, Belgrano, Independencia, San juan y Garay. Algunas de estas obras demorarán décadas en concretarse. También se construyen los hospitales Argerich y Tornú y se dispone la creación del Colegio Nacional Bartolomé Mitre.
** En junio, un grupo de amantes de los autos crea el Automóvil Club Argentino. Su primer presidente fue uno de sus fundadores, Dalmiro Varela Castex.
Por otra parte, siguen los problemas obreros. hay enfrentamientos con los portuarios, con secuelas de muertos y heridos en Buenos Aires, al punto que tropas del ejército deben ocupar el puerto durante más de un mes.
** El descanso dominical dispuesto por ley se nota en todo el territorio, donde las casas de comercio cierran ese día.
** Gregorio de Laferrere estrena Jettatore, un jalón más en el teatro de inspiración nacional.
** Y en el Hipódromo de Belgrano se realiza una carrera automovilística con la participación de 7 competidores: gana Juan Cassoulet a la "vertiginosa" velocidad de 70 kms por hora....

El "chocolatero" no había nacido....

Por el momento no, gracias...

El jabón de las estrellas...

Siguen siendo mi debilidad...

El humor de aquellos años

Recordando afiches...

Del 26 de junio de 1928

"Beneficios"
A beneficio de la Escuela Apostólica de SS.Sacramento, se verificará mañana una matinée en el Petit Splendid Theatre.
En el programa figura, además de la exhibición de una película cinematográfica, números de baile y de guitarra, a cargo de un grupo caracterizado de señoritas.
Suscriben las invitaciones repartidas para esta fiesta, las señoritas:
Carmen Nazar Anchorena, Carlota Gowland Peralta Alvear, María Luisa Solé, Angélica y Josefina Estrada, Ema Naón Gowland, Marta Pueyrredón, Susana Uriburu Quintana, Rosa Ocampo Paz, Josefina Nazar Anchorena, Beatriz Achával Vivanco, Mercedes Iriarte Udaondo, celina Zuberbühler, Rosa Elisa Harilaos, Magdalena Bullrich Cantilo, Eelan y Clara Grondona, Elvira y Angélica Ayerza, Adela Grondona, Sáenz Valiente, Albertina Lamarca, Sara Pradere Saavedra, Teresa Frías Ayerza, Juan María Peña Viale, Josefina Llambí Terrero, Lola Oromí Escalada, Adela Casal Green, Enriqueta Bosh Grondona, Susana Vivot Casal, Susana Agote Aguirre, Amalia Moreno Bunge y María Rosa y Lucrecia Fernández Guerrico... (Diario El Mundo - Ed.26/06/1928, día del nacimiento de mi padre)

Eugenio Mattaldi: el talabartero

Aquí, en esta bóveda de la Recoleta, descansa el industrial Eugenio Mattaldi (1834 - 1918) y también el ingeniero Pablo Nogués, quien fuera administrador de los Ferrocarriles del Estado en la década del ´30. Mattaldi, oriundo de Milán, se radicó en la Argentina en 1843. En el país abrió una talabartería, la primara casa de ese género que proveyó durante casi medio siglo a todo Buenos Aires, incluyendo al Ejército en la guerra del Paraguay y en "la conquista del desierto". Dueño de un abultado capital, adquirió grandes extensiones de tierra en el sur de Córdoba y en La Pampa. Pero se instaló en Bella Vista, en la provincia de Buenos Aires, donde fundó la destilería de alcohol La Rural. Años más tarde, en 1910, le serían expropiadas de allí algunas hectáreas para la creación de la guarnición militar "Campo de Mayo". (Diego Zigiotto)

Una verdad incontrastable...

23 febrero, 2010

San Expedito en Balvanera

En 2004 hallaron detrás del altar de la iglesia Nuestra Señora de Balvanera una imagen de San Expedito, que se exhibió al público, en coincidencia con un "boom" de veneración al santo,
hasta entonces ignoto en Buenos Aires. El santo se volvió famoso gracias a la comedia televisiva "los Roldán": el personaje de Claribel Medina le rezaba a San Expedito, patrono de las causas urgentes. La iglesia de Balvanera se ha transformado en un santuario. Los días 19 de cada mes, fecha del santo, gran cantidad de fieles se dan cita en el lugar.
(Diego Zigiotto)

La torre Saint

En Teniente Gral.Perón 2630 se levanta la torre Saint, de trece pisos, ornamentada en estilo art déco.
Su interior exhibe grandes columnas egipcias y la terraza dos pirámides, ahora muy deslucidas e incluso sin punta.
El edificio es de 1928 e influyó en su construcción el descubrimiento de la tumba de Tutankamón seis años antes.
(Diego Zigiotto)

Setenta balcones...




En una vivienda interna del pasaje Torres vivió el escritor y poeta Baldomero Fernández Moreno. Se dice que su célebre "Setenta balcones y ninguna flor" se inspiró en el edificio de Corrientes y Pueyrredón, a cinco cuadras del lugar. Sin embargo, el poeta declaró expresamente que se basó en un edificio de la av.Leandro N.Alem, entonces Paseo de Julio, frente al antiguo parque Japonés.
(Diego Zigiotto)

El Pasaje Colombo

En Rivadavia 2431 se encuentra el pasaje Colombo, el cual recorre 30 metros, gira 90º y desemboca en Azcuénaga 34. Fue construido por la compañía de seguros La Edificadora como parte de un proyecto inmobiliario. Cuando la empresa quebró en 1890, el comerciante Carlos Colombo lo adquirió y le dio su nombre actual. La pequeña vivienda con techo a dos aguas, coronada por una lanza, es la portería. La reja de la entrada no es original, sino que fue anexada más tarde. Dada su particular fisonomía, el pasaje Colombo es requerido usualmente como escenario en películas y avisos publicitarios, como sucede con el pasaje La Piedad del barrio de San Nicolás. (Diego Zigiotto).

El Congreso Nacional

El edificio del Congreso aún no está terminado. A pesar de que se inauguró el 12 de mayo de 1906, todavía falta agregar varias estatuas. La parte trasera del edificio, sobre la calle Combate de los Pozos, se terminó recién en 1946.
Iba a levantarse en la plaza Rodríguez Peña (Callao, Marcelo T.de Alvear, Rodríguez Peña y Paraguay) en recoleta, según lo disponía una ley de 1887, pero la crisis política y económica de 1890 impidió su ejecución. Para construirlo, hubo que demoler la Comandancia de las Fuerzas de la Capital que ocupaba ese solar. Hasta 1888 el terreno había pertenecido a David Spinetto, fundador del mercado homónimo y se dice que las manzanas que ocupan el mercado y el Congreso se comunican por un túnel.
En su frente, se observan algunos basamentos vacíos: allí se ubicaron hasta 1915 "La Libertad", "La Justicia", "La Paz", "El Trabajo" y "El Progreso", estatuas de Lola Mora retiradas luego por haber sido consideradas osadas para la época. después de pasar años en un galpón, fueron instaladas alrededor de la fachada de la Casa de Gobierno de Jujuy. (Diego Zigiotto)

Estación Once

El nombre de la estación Once de Septiembre no recuerda la fecha de la muerte de Domingo F.Sarmiento en 1888, sino al 11 de septiembre de 1852, cuando Buenos Aires se rebeló contra el presidente Justo J. de Urquiza y se separó del resto del país. (Diego Zigiotto)

20 febrero, 2010

Fileteado Porteño

Los siete fuegos de los argentinos

El fuego y las brasas son parte de nuestra identidad, es un lenguaje de silencios que se arraiga en nuestra historia nativa y la de las inmigraciones.
Está más allá de las formas de vida de cada uno; no elige entre provincias, credos o ingresos. Fastuoso o pequeño, el asado y el fuego son la dirección postal universal de Argentina. El churrasco de cuadril de estancia a la plancha de cocina económica convive con la empanada salteña de horno de barro y Padre Nuestro.
La entraña del mediodía de la parrilla El Obrero es tan nuestra como el cordero al asador de la Patagonia, la carne a la bolsa en Córdoba o las papas al rescoldo.
La tabla, el cuchillo, la salsa criolla y el chimichurri, la molleja, el riñón, la provoleta y la torta frita son parte de nuestro inventario. Está en nuestra médula antes de nacer, es memoria colectiva, es sonrisa y es lágrima, es fútbol y es tango.
Es el hombre el que toma las riendas en este hacer que nos motiva para uno de nuestros mejores rasgos, la sobremesa. Ese lugar extendido y de amores, donde se habla de todo, luego del Malbec estrella o del vino con soda. Si al final la única razón para comer y beber bien es tener mejores conversaciones con los invitados. Los argentinos nos destacamos en ese terreno, los extranjeros nos miran extasiados: la pasión de la conversa, el chamuyo y la siesta, ¿Trabajar? ¡Mañana!.
El gaucho come de pie de a poco, cortando su carne sobre el pan, eligiendo con cuidado cada trozo, dorado con un poco de crujiente grasa. Para mí, la mejor manera de disfrutar de un asado es parado cerca del fuego, en una especie de romance con el silencio.
Si la idiosincrasia del hacer de nuestro país pasa primero por la mesa, no importa si los manteles son de damasco o de hule, si el vino es de estrellas o de damajuana. Al final lo que vale es el cariño y el respeto que le ponemos al asado, al agasajo, a ese tiempo que le dedicamos a comer con amigos y familia.
Pocos países lo tienen: no somos únicos, pero el carácter y el arraigo del fuego deja suspiros por lo rico, pero sobre todo por la pasión industria nacional. Y si viajamos, seguramente decimos: Mañana hago un asado, hay una carnicería que tiene...
Pero no, no se confunda...el asado se hace en casa, en el sur de sur América, con la ayuda del carnicero amigo, el domingo de sombras con la radio y el mate.
Somos esto: un rescoldo de amores...¡Viva la Patria!
Francis Mallmann - La Nación